Productos la Armuñesa, lo mejor para su mesa

La empresa Embutidos La Armuñesa tiene sus raíces en el año 1968, cuando su fundador Marceliano García, joven agricultor de la provincia de Salamanca, decide inaugurar una salchichería basándose en los conocimientos adquiridos en las matanzas que se hacían en casa de sus padres, que por ser el mayor de los hermanos, era junto con su madre el que más conocía los entresijos de la matanza. La salchichería la instaló en lo que entonces era un joven barrio la ciudad de Salamanca.

Durante años se trabajó en la elaboración de preparados cárnicos en esta pequeña tienda conocida como, SALCHICHERÍA MARCE, adquiriendo una gran experiencia en la elaboración de carnes adobadas aliñadas artesanalmente y productos frescos. Con el tiempo, el establecimiento fue asentando su posición en el mercado hasta que llega un momento, en el año 1989, en el que, tanto él como su hijo, consideran la necesidad de ampliar horizontes y fundar la empresa que hoy conocemos, EMBUTIDOS LA ARMUÑESA. Después de muchas dificultades surgidas en el camino se ha conseguido formar una empresa sólida y perfectamente ubicada en el mercado de los productos cárnicos tanto a nivel local como a nivel nacional.

Con el tiempo, esta empresa se ha venido adaptando a los giros que dá el mercado, y en el año 1995 Marceliano García (hijo) decide iniciar una nueva línea de mercado con los productos cárnicos adobados que tantos éxitos trajo en su pequeño establecimiento. Se presentaron estos mismos productos, elaborados artesanalmente, envasados al vacío y congelados, todo ello sin abandonar el mercado de los embutidos y jamones que, hasta ese momento, habían mantenido su empresa. En el contenido de esta página, que esperamos os resulte interesante o al menos curiosa, iremos presentando la gama de los productos que se fabrican.




Gracias por la visita